Italia se prepara para el portal del futuro

Hola fiscalistas,

¡Hoy viajamos hasta Italia! El pasado 23 de diciembre de 2017, el país del arte establecía en su Ley de Presupuestos de 2018 una importante medida que supondrá una absoluta revolución en la facturación por parte de compañías registradas en el país mediterráneo. La novedad que se implementará a partir del 1 de enero de 2019 consiste en la obligación de enviar las facturas a un portal de la Hacienda italiana (SDI) y no tiene precedentes en ningún otro país en el mundo. Las facturas electrónicas por esta modalidad serán aplicables tanto a otras empresas como a consumidores finales (para estos últimos, cuando se haya solicitado expresamente esta factura).

La medida precisaba de su correspondiente desarrollo reglamentario y el pasado 30 de abril, Italia publicaba el texto en el que se establecen los requisitos a seguir para la subida de las facturas electrónicas al mencionado portal por parte de los emisores de las facturas. Este reglamento regula los siguientes aspectos:

  • Obligados a la emisión de estas facturas: compañías registradas en Italia con número de IVA
  • Formato de las facturas (XML)
  • Alternativas al envío de estas facturas:
    • Correo electrónico certificado (PEC)
    • Servicios electrónicos de la Hacienda italiana (web y app)
    • Protocolo FTP
  • Cuando las correspondientes validaciones del SDI son aceptadas y la factura electrónica es enviada al destinatario de la factura, el emisor recibe una notificación que confirma la fecha en que la factura ha sido recibida por el destinatario
  • Cuando la factura electrónica se pone a disposición de la Agencia Tributaria italiana, la fecha de recepción consta como cuando el destinatario accede en su portal para la correspondiente visualización
  • Estas facturas pueden ser emitidas por o a intermediarios
  • La Agencia italiana podrá acceder a estas facturas tras comunicárselo a las partes involucradas en las operaciones
  • No existe obligación de declarar las exportaciones y entregas intracomunitarias de bienes o prestaciones de servicios no localizadas en Italia, si bien se espera que se establezca una nueva declaración recapitulative para este tipo de operaciones

Cabe destacar que la medida entrará en vigor a partir del 1 de Julio de este mismo año para determinadas operaciones con el sector público.

La renovación está en marcha e Italia se ha sumado al grupo de cabeza en esta ocasión.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Está Italia preparada para un cambio tan grande?

Gracias por seguirnos,

El equipo de Tax Empleo